miércoles, 21 de diciembre de 2011 | By: David Pardo

Hamlet: ¡Qué obra maestra es un hombre!

hamlet-sm 
Me adelantaré a lo que vais a revelarme, y la discreción que debéis al rey y la reina no quedará dañada.

Últimamente, pero no sé por qué. He perdido la alegría y olvidado mis acostumbradas actividades. Y esto afecta tanto a mi salud, que este bello marco, la tierra, me parece un estéril promontorio. Esta magnífica bóveda, el cielo, ¿veis?, este excelso firmamento que hay sobre nosotros, este techo majestuoso, sembrado de dorado fuego. No me parece otra cosa, que una sucia y pestilente congregación de vapores.

¡Qué obra maestra es un hombre!

Que noble en su razón, qué infinitas su facultades, qué perfecto y admirable en forma y movimiento, cuán parecido a un ángel en sus actos, cuán parecido a un dios en entendimiento, la belleza del mundo, el parangón de los animales. Aún así, para mi, ¿cuál es la quintaesencia del polvo? El hombre no me agrada. No, ni la mujer, aunque parezcáis decir eso con vuestras sonrisas.

Hamlet de William Shakespeare

Comparte esta entrada

votar

2 Comentarios:

Adrián J. Messina dijo...

Extraordinaria entrada.
Aprovecho para desearte una muy felíz navidad.
Un abrazo.

Adrián J. Messina dijo...

David, excelente inicio en este 2012!!

Un abrazo.

Publicar un comentario en la entrada