jueves, 9 de febrero de 2012 | By: David Pardo

¿Por qué soy vegano?

cerdos_acariciandose

Al hablar con algunas personas sobre el tema del veganismo suele ocurrir que por algún motivo, se convierte en debate muy encendido. Entiendo que al decir que soy vegano de alguna manera, seguramente inconsciente, se produce un ataque hacia la otra persona, entiendo que al decirlo estoy cuestionando todo lo que ha estado haciendo durante toda su vida en materia de alimentación. Por eso me gustaría que si alguien comenta este texto que lo haga desde la reflexión y el respeto.

En esta reflexión no hablaré de los típicos temas que surgen cuando se habla de esto, no voy a hablar de proteínas ni de vitaminas ni de los sentimientos de las plantas, ni de nuestra supuesta condición natural de carnívoros, ni del león y la gacela, etc. Esas cuestiones tan manidas tienen cientos de respuestas documentadas y razonadas que cualquier persona que tenga un mínimo de interés sobre el tema puede encontrar en internet, así que no serán el tema de lo que aquí expongo.

En mi caso, me hice vegano después de un proceso, primero me hice ovo-lacto vegetariano y al mes o mes y medio pasé al veganismo. Cuando consumes productos de origen animal en ningún momento ves su sufrimiento de manera directa, por eso un día me paré y me hice algunas preguntas. ¿Por qué y cómo lo hice? El por qué y el cómo van unidos.

earthlingsEl primer choque de realidad fue el famoso documental llamado Earthlings, las imágenes que vi en él hicieron que me replanteara todo. Lo siguiente fue asistir a una charla sobre veganismo en el que también se proyectó otro documental sobre santuarios de animales, Peaceable Kingdom (Reino Apacible). Estos choques de realidad hubiesen sido inútiles (al menos en mi caso) si no hubiesen sido acompañados de un proceso de reflexión, durante unos días pensé, y pensé en los animales, intenté ponerme en su lugar, en su sufrimiento, su dolor, y me surgieron muchas preguntas.

Lo pasé muy mal durante bastante tiempo sabiendo que por mi culpa miles habían muerto, que yo me había alimentado de ellos aún siendo algo innecesario, era como haber causado dolor gratuitamente ¿sólo por disfrutar de un sabor? Esos no eran motivos suficientes para seguir haciéndolo. ¿Por qué no informarme más al respecto? ¿Por qué no me paré a pensar antes?

Llegué a una conclusión, no tenía la información suficiente con respecto a la dieta a seguir, pero me daba igual, ya no podía seguir consumiendo productos que vinieran de ningún animal, por el camino ya aprendería la dieta adecuada y las alternativas disponibles. ¿Si mucha gente se alimentaba sin dañar a nadie y tenían buena salud porque no iba a poder hacerlo yo?

Creo entender una cosa, cuando dices que eres vegano lo último que se piensa es que lo haces por el sufrimiento animal, ya que las primeras preguntas son ¿Y entonces qué comes? ¿Y las proteínas? ¿Y no comes pescado? Pocas, muy pocas veces a lo largo de la conversación me han preguntado ¿Cuál es la situación de los cerdos en las granjas? O ¿Y las gallinas? Lo que quiero decir, es que está tan arraigada la alimentación omnívora que ni siquiera se plantean ver a los animales como seres individuales con intereses y sentimientos.

También quería exponer algo que ocurre mucho, en muchas conversaciones te llaman fanático, extremista o talibán. Cuando esto se lo cuento a personas que me conocen (veganas o no), no dejan de sorprenderse porque mi manera de ser no tiene nada que ver con el fanatismo o el extremismo, lo que sí soy es radical, indudablemente, en el sentido original del término: ir a la raíz del problema. La esclavitud animal es un hecho, más del 90% de la carne que comemos viene de las grandes explotaciones donde el trato que reciben los animales es el más espantoso que se pueda imaginar, son tratados como objetos sin valor, son hacinados, torturados, mutilados, desgarrados vivos y más cosas que no quiero ni recordar.

Otra cosa que me planteé fue ¿por qué me importa la vida de un perro, un gato o un toro y la de los animales que me como no? ¿No es una hipocresía por mi parte? ¿No sufren igualmente? Creo que todo cambio y más en temas tan arraigados parten de una reflexión profunda y con ella, al menos en mi caso, viene el dolor.

En referencia al término “esclavitud” que he utilizado antes quería poner este texto de la biografía de Calhoun, este señor fue vicepresidente de EEUU, y era defensor de la esclavitud humana, el texto está sacado del libro Contrahistoria del liberalismo de Domenico Losurdo, si hacéis una búsqueda en google libros podréis encontrarlo.

(…)Sin lugar a duda, estas parecerían ser todas las características del pensamiento liberal más maduro y más seductor; pero, por otro lado, desdeñando las medias tintas y la timidez o la pusilanimidad de aquellos que se limitaban a aceptarla como un “mal necesario”, Calhoun proclama, por el contrario, que la esclavitud es “un bien positivo” al cual la civilización no puede renunciar en modo alguno. Es cierto que denuncia repetidas veces la intolerancia y el espíritu de cruzada, pero no para poner en discusión la sumisión de los negros o la caza despiadada de los esclavos fugitivos, sino siempre y solamente para denigrar a los abolicionistas, estos “ciegos fanáticos”, los cuales consideran que “su obligación más sagrada es recurrir a todo esfuerzo para destruir” la esclavitud, una forma de propiedad legítima y garantizada por la Constitución”

trata_negros1

Visto desde la perspectiva actual, es una aberración que se defendiera a capa y espada la esclavitud humana, igualmente creo que a cualquier persona que se le pregunte actualmente sobre este tema lo verá como una barbaridad. Sin embargo, en aquélla época a las personas que luchaban y estaban en contra de la esclavitud humana se les tildaba de fanáticos.

Siempre que se ataca al orden establecido tildarán a las personas que lo hacen de fanáticos o extremistas o de “locos” aunque defiendan sus posiciones desde el respeto y los argumentos. Seguramente, dentro de unos siglos cuando ya no exista la esclavitud animal alguien leerá sobre lo que los humanos hicimos a los demás animales y sobre los argumentos de quienes lo defendían y sentirá la misma extrañeza y repulsión que siento yo al leer sobre los defensores de la esclavitud humana del siglo XIX.

Comparte esta entrada

votar

10 Comentarios:

Javier dijo...

Te respeto profundamente en tu decisión y no entiendo a los que puedan criticarla, tu decisión en nada les afecta a ellos. También te diré que no puedo soportar el sufrimiento de los animales pero... me decisión es ser omnívoro.

Un abrazo

guerrerodrigues dijo...

Hola David,

Tu modo de sentir y actuar es totalmente respetable y tus reflexiones acerca de las penurias que hacemos pasar a los animales para nuestro consumo dan que pensar...

¡Un fuerte abrazo!

Pablo Pappacena. dijo...

No te sientas culpable por haber consumido carne. Forma parte de la cadena alimenticia, ellos también se comen entre ellos.

Lo que sucede es que el ser humano, en esencia no es un animal, pero actualmente la mayoría de la gente es muy instintiva.

Nuestro aparato digestivo no está diseñado para consumir carne, eso es algo que biológicamente está comprobado. Aún así, no todos están preparados para hacer el cambio alimenticio, por lo cual no se puede juzgar a nadie.

Los grandes crimenes respecto a esto son: en primer lugar, la cacería de animales como un deporte... y en segundo lugar, la manera en que tratan a los animales en los mataderos.

En la antigüedad a los animales que se comían los trataban con respeto, y si los tenían que comer los mataban sin dolor.

En otras cultiras, comían animales únicamente si los encontraban muertos, por ejemplo si se cahía un ciervo de una montaña, etc...

Yo creo que el ser vegano es una elección super positiva para el mundo y para uno mismo en muchísimos aspectos, pero es algo que te tiene que nacer naturalmente, no se puede imponer.

Te dejo un saludo, ¡muy linda la nota! y gracias por el dato de los documentales, ¡los voy a ver!

Pablo.

adriel dijo...

Buen dia a todos, yo tome la desición de dejar de comer carne, aún estoy en la etapa ovo-lacteo-vegetariana :) Es verdad que cada vez que sale el tema se enciende la conversación. Incluso trato de pasar inadvertido, pero si la situación se vuelve inevitable, mi respuesta al porque es "realmente, no puedo comer algo que no pueda obtener por mis medios, podria con mis manos cortar una naranja o una calabaza, pero no puedo cortar la cabeza de un pollo, matar una vaca ni salir de pesca y matar un pez". El maltrato animal me conmueve y no quiero participar de ello, respeto a quines no piensen ni sientan como yo, pero en muchas ocasiones he sido "atacado" por tal desicion. Estoy deacuerdo con David, la gente se siente intimidada y creo que en algun rincon de su consciencia les hace ruidito y la primer reaccion es defenderse.
He descubierto hoy tu blog, me encanta. Felicitaciones y gracias.

Gerardo dijo...

Tienes razón :l tengo 15 años y duré una semana siendo lacto-vegetariano. hace 3 meses la razón por la que me hice lacto y no vegano fue porque existe este mito de que si uno no toma leche pues los huesos se desclasifican y la verdad es que si las personas buscaran en internet ¿la leche es necesariamente necesaria para vivir? uno encontraría un sinfín de argumentos que demuestran que no es necesario y que el calcio puede obtenerse de otras formas al igual que las proteínas en la carne o el omega en el pescado. Y lo que no me causa curiosidad es lo de que las personas se sienten atacadas cuando uno les explica que es el veganismo, e inmediatamente se arma un debate y incluso llegan a decir "Pero Dios creo los animales para que los comiéramos" frase que uno puede desmentir inmediatamente con lo que Adriel comentó arriba: "realmente no puedo comer algo que no pueda obtener por mis medios...", Y es que existen tantas personas siguiendo religiones como personas que solo creen en Dios y no pertenecen a ninguna religión como yo, así que no hay ninguna forma de probar que alguien superior a nosotros haya creado a los animales para comerlos. Muy bueno te artículo y gracias por compartir tu experiencia :D

Gerardo dijo...

Se me olvidó escribir que soy vegano hace 3 meses :D

UrbanPop dijo...

Acabo de descubrir tu blog, porque tu descubriste el mío. Comporto todo lo que plasmas en esta entrada, creo que el documental que citas al principio es la clave que nos da paso a muchas y muchos de nosotros, a conocer otra realidad distinta a la que nos han mostrado. Aunque no soy vegana, sé de lo que hablas.

Peri dijo...

Estupenda reflexión compañero, la comparto al 100% y te la aplaudo a rabiar, un abrazo :)

Pi dijo...

No cambiaría ni una coma a tus magníficas reflexiones. Me he sentido totalmente identificado, y de acuerdo también al 100%. ¡Felicidades y un abrazo!

Cecilia dijo...

Me siento tan identificada, soy vegetariana hace 3 años porque comer animales era contradictorio para mí, fue dificil la decisión por un tema social pero pienso que fue la mejor decisión que tomé y ahora me siento en equilibrio. Siempre salta la polémica cada vez que digo que no consumo carnes (si...pescados tampoco!). Trato de pasar inadvertida porque cada vez que se habla del tema la gente se incomoda mucho...será que en el fondo se sienten culpables???
Excelente el blog!

Publicar un comentario en la entrada