jueves, 8 de julio de 2010 | By: David Pardo

El dolor de la guerra

No he podido reprimir mis ganas de publicar este post aquí después de leer la historia y ver el vídeo en el blog de Kurioso, el cual aprovecho para recomendar. Os aseguro que cualquier persona que le guste aprender, descubrir cosas curiosas, personajes entrañables, historias conmovedoras… este blog le va a encantar.

En el vídeo se puede ver la culminación de una triste historia que duró 33 años. El cabo Richard Lutrell, en 1967 se encontró por casualidad con un joven soldado del Ejército de Vietnam y tras un cruce de mirada le disparó provocándole la muerte. Richard recogió una pequeña foto que el soldado muerto llevaba consigo, en ella se le veía a él con su pequeña hija. Esa foto acompañó al cabo Lutrell durante 33 años hasta que gracias a periódicos locales de Vietnam consiguió encontrar a esa niña y devolverle la foto tras pedirle perdón por lo que hizo. El vídeo es estremecedor y resulta tremendamente difícil contener las lágrimas. El título que pone Kurioso en su blog a esta historia expresa muy bien lo que es una guerra.

“Perdóname por haberte quitado la vida. Simplemente estaba entrenado para ello”

Lafoto

“Hacía calor, como siempre. Era como llevar una capa en una sauna. No tenía ni idea de que mi primer enemigo estaba a pocos metros de distancia. De repente, veo a mi izquierda un soldado de la NVA en cuclillas con su Ak-47 mirándome. La muerte estaba a un solo latido y tenía que tomar una decisión. Nos miramos durante una eternidad hasta que ambos disparamos [...]” Richard Luttrell para la NBC

Para leer la historia completa os recomiendo el blog de Kurioso.

cropped-cabecera_comet4 - copia

Comparte esta entrada

votar

14 Comentarios:

FALSARIO dijo...

bueno mmuy bueno, por cierto grcias por recomendarme ese blog, hay cosas verdaderamente curiosas.

Diego dijo...

Realmente sobrecogedor, pero como bien pones en el título, ésto es el dolor que deja la guerra a su paso.

Gracias por recomendar el blog de Kurioso, lo añado a Favoritos desde ya.

Un abrazo.

Javier Ramírez dijo...

me sorprende como se abraza la chica al asesino de su padre. Se que llamarle asesino puede ser duro, pero es así.
El ser humano a veces se hace querer... jejeje

muy buen blog!!!

Felix Casanova dijo...

David...

Pues no he podido ni he querido evitarlo. Literalmente, he llorado. Errar es de humanos, lo entrenaron para eso, le infudieron el odio hacia ellos. Una bandera no debe significar nada ante las guerras.
Pero si algo hemos de aprender de esta lección, es que el hombre puede ser muy cruel, inhumano en ocasiones, pero todavía, dentro de nosotros, existe el perdón, el amor al prójimo sin fronteras. Perdonar es difícil, pero este video nos muestra la otra cara del ser humano, la que siempre deberíamos mostrar...

Un abrazo

Silvia dijo...

Se encoge el alma al leer estas líneas y conocer cada detalle de la historia, una de muchas que lleva consigo la guerra... el dolor de tantas familias, un llanto silenciado por años.

Muy buen post!,

besos.

Lorena Chavarría dijo...

casi se me parte el corazón que triste historia e, esos son los efectos de la tribulante guerra.

te dejo un abrazo

M@R dijo...

Mat 18:21 "Entonces Pedro, llegándose á él, dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré á mi hermano que pecare contra mí? ¿hasta siete? Jesús le dice: No te digo hasta siete, mas aun hasta setenta veces siete."

Fue lo primero que se me vino a la mente al ver el video David! Una lección de perdón!

Gracias por compartir!

Besitos

Pepi dijo...

Me ha emocionado mucho, las guerras son así, de no haber disparado este hombre, lo hubiese hecho el padre de la chica, este hombre ha tenido que vivir durante muchos años con el pesar de que dejó a esa niña huérfana, pero no fue su culpa. Odios las guerras, no tendrían que existir desde hace mucho tiempo, pero por desgracia no avanzamos todo lo que deberíamos. Me encantó, me pasaré por el blog de Kurioso. Buen fin de semana. Besitos.

Anónimo dijo...

Acojonante! yo era pequeño cuando vi esas imágenes en directo, por la televisión en blanco y negro de mis padres, televisiones que funcionaban con válvulas, por cierto, era increíble! como increíble es ésta historia que he tenido que volver a recordar, se me quedó grabado en la mente, yo debía de tener unos 5 años.

Ulysshes dijo...

Emocionante historia, la conocía pero no por conocida ha dejado de sobrecogerme de nuevo.

Un abrazo.

verofarfallarosa dijo...

La verdad tenia tiempo que no me pasaba por aquí y de verdad, siguen en la tónica de escribir excelente y sobretodo con tus fotografías...
FELICIDADES ns leemos =)

Tani dijo...

Nos has traido un post realmente fuerte, lleno de emociones y sobretodo que nos recuerda el dolor de la guerra desde diferentes perspectivas. Además la página que nos recomiendas tiene que ser buenísima, me pasaré por ahi para conocer mas.
Un beso David

Atonau dijo...

Que dificil comentar.... que dificil callar...
EMOCIONANTE

Atenea y Xena dijo...

Conmovedora y significativa historia.

... ¡Buffff!

Un saludo,
Atenea.

Publicar un comentario