miércoles, 3 de febrero de 2010 | By: David Pardo

Desciendo por una cuesta de aceite...

Desciendo por una cuesta de aceite

Desciendo por una cuesta de aceite
mis manos afiladas se agarran al viento
me miro y recuerdo las olas
y el miedo abandonado
mis pies se hunden en el barro
tus manos suaves
se hunden en el agua para salvarme
 
el tiempo nos separa
 
desconocidos en la eternidad.
 
Ilustración creada por Mariana Sabattini
 
 

Comparte esta entrada

votar

3 Comentarios:

Tani dijo...

Lindos versos como siempre, amigo querido, reflejan gran complicidad en una pareja, mucha unión y la fuerza de uno de ellos para redimir o salvar al otro.

Muchos besos y que tengas un lindo día.

Juan Antonio dijo...

Pequeño gran poema, duele, es intenso, uno se siente impotente leyendolo, pero a la vez desgrana amor puro, desesperado.

Un abrazo. Me gusta su blog. Le sigo.

Gladys dijo...

Hermoso poema David, como siempre, es un gusto entrar en tu Blog y encontrar algo nuevo escrito.

Saludos!!

Publicar un comentario