sábado, 5 de diciembre de 2009 | By: David Pardo

La importancia del Camino de Santiago …

Hoy me he levantado un poco melancólico ... será por el tiempo...

Mucha gente que hace el camino dice siempre lo mismo; Hay algo que te empuja para acabar, da igual que tu cuerpo hace días que dijo “BASTA”, da igual tu sigues, (a no ser que el Camino decida que no vas a continuar, el Camino es quien decide quien acaba, eso lo aprendí la noche que se nos murió un AMIGO PEREGRINO en el Albergue), siempre adelante, “Un peregrino no retrocede nunca, a no ser que sea para ayudar”. Esa es la prueba de que la gente no es mala por naturaleza, no es que en el Camino te conviertas en un SANTO, simplemente sigues tus instintos más básicos, no posees nada, solo tu mochila con tu ropa y demás cosas inútiles.

Y de lo único que puedes presumir es de ti mismo, de tus acciones, de tu orgullo de no fallarte a ti mismo, de tu fuerza de no poder mas y seguir adelante, de ayudar a las personas que lo necesiten sin esperar nada a cambio, y recibir ayuda con la mayor humildad, y pagar y ser pagado con solo una sonrisa, cuando no tienes nada es cuando empiezas a valorar lo esencial en la VIDA. Tal vez no hay más rico que quien no tiene nada. Algunos llamarán a la fuerza que te empuja Dios, pero en realidad somos única y exclusivamente nosotros los que consiguen paso a paso llegar a nuestra meta, y entonces cuando llegamos, todo el sufrimiento, dolor, lágrimas, risas, momentos especiales, días de lluvia y granizo, el frío y el viento, todo junto cobra sentido, acabas de ganar una vida, simplemente caminando, y como únicas posesiones tu ropa y tus pensamientos, con que poco se es rico.

CS O Cebreiro 6

Comparte esta entrada

votar

2 Comentarios:

Trini dijo...

Porque, "no es rico quien más tiene, sino quien menos necesita".

Creo que Dios vive dentro de nosotros y él nos empuja a seguir caminando, a pesar de los escollos.

Saludos

DE INTERES dijo...

Hola, tienes un premio esperando por tí en mi Blog, por favor pasa por el, FELICITACIONES!!! Un abrazo

Publicar un comentario en la entrada