martes, 4 de mayo de 2010 | By: David Pardo

Historias para no dormir: La noche mas terrorífica de mi vida…

Ayer Gladys hizo una genial entrada en su blog llamada 15 cosas interesantes sobre los sueños. Al leerla me acordé de algo que me pasó mientras bannergladysdormía siendo pequeño, aquí os dejo la historia y de paso abro una nueva sección que se va a llamar “Historias para no dormir”: si tenéis una historia, rara, divertida, inquietante o insólita que os haya pasado mientras estabais durmiendo o si alguna vez os habéis despertado en un lugar de Moscú por ejemplo, sin recordar como habéis llegado allí... o cualquier cosa relacionada con los sueños o con dormir, enviádmela a mi email y la publicaré con un enlace a vuestro blog por supuesto.

Voy a contaros lo que aquella noche me sucedió... cierta noche en un tiempo lejano (no se la edad exacta que tendría pero era pequeñín) estaba tumbado en la cama disfrutando una de mis típicas pesadillas... recuerdo la sensación de estar pasándolo mal, una bruja me perseguía, corría detrás de mi por calles oscuras, vacías de gente, todo el ambiente estaba cargado y era oscuro. Yo intentaba correr pero patinaba en el suelo, no podía avanzar y mi desesperación iba en aumento. Recuerdo que llegó un momento en el que me quedé paralizado, ella me miraba fijamente y de repente...zas!! me arreó un golpe en la cabeza con la mano abierta, os aseguro que el golpe fue real, tan real que me desperté de golpe y mirando en la oscuridad con mi corazón a punto de estallar creía ver a la bruja en mi habitación oscura, me metí muerto de miedo entre las sábanas (que alguien me explique esa reacción, como si las sábanas fueran una manta élfica que te pudieran hacer invisible). Esa noche apenas dormí, recuerdo el miedo, supongo que al final por cansancio dormí un poco. Cuando amaneció sentí la tranquilidad que da la luz del día, me senté en la cama y mientras me rascaba la cabeza aún dolorida y me estiraba, vi en el suelo algo... Era un dinosaurio (de juguete, claro) el mismo que tenía encima de mi cama, el dinosaurio que cayó en mi cabeza a la vez que la bruja en mi pesadilla me golpeaba. El dinosaurio que me hizo pasar la noche mas terrorífica de mi vida!!!
PD: Al final perdoné al dinosaurio ya que era un regalo de mi abuelo, y le tenía mucho cariño, a ambos jeje.
PD: Ya que he hablado de la manta élfica, recomiendo que veáis este video de Cruz y raya donde enseñan muy bien lo que es la manta élfica, no tiene desperdicio jaja

Comparte esta entrada

votar

8 Comentarios:

Stultifer dijo...

Malditas brujas de los sueños... cuánto mal hicieron. Tanto o más que Callejeros al mundo de la droga.

Silvia dijo...

jajajaaa me encantan esos videos de cruz y raya!!!!
y el dee:" -hijoo.. busca el anillo y traeemelo y..
- ayyy cansiiiiinoo, que corra el aire!!!!!!"
tengo q buscarte e link!
me ha gustado la nueva categoria, te escribiré;D

Bss D!

Goefry desde la Luna dijo...

Qué bueno, jeje. Trato de imaginarte primero corriendo por las calles y luego escondido bajo la "manta élfica". Genial el vídeo que pones.

Qué buena referencia la de Gladyzs porque ha hecho un post genial.

¡Un abrazo desde la Luna!

Javier Ramírez dijo...

Voy a hacer memoria a ver si alguna de mis anécdotas nocturnas se puede contar... jejeje...

David Pardo dijo...

Ramirez, haz memoria, que seguro que tienes buenas anécdotas jeje

Pepi dijo...

Yo de chica era muy miedosa, y eso de meterme debajo de la manta, lo hice muchas veces, menos mal que no era élfica, ja, ja, lo que me he reído con Cruz y raya. De momento no recuerdo nada, pero seguro que alguna anécdota de sueños tengo, desde que la recuerde, te aviso. Besitos.

Gladyzs dijo...

Jajaja, me morí de la risa cuando mencionaste lo de la manta élfica y es que también me veía a mí en una de mis pesadillas cubriendome con ella como si esta tuviera algún poder especial que impidiera que lo malo se me acercara jajaja.

Tengo mil historias extrañas que contar durante mis sueños, sueños precognitivos, sentir la muerte de alguien más (ha sido uno de mis peores sueños) hasta poder controlarlos y saber durante mi sueño que estaba en un sueño (valgase la redundancia. Así que te enviaré una a tu correo a ver qué te parece.

Besos!!

Ixowa dijo...

Yo cuando era pequeña tenía la manía de que había un vampiro debajo de mi cama y lo pasaba muy mal hasta que sacaba valor para llamar a mi madre. Ahora me encantan los vampiros!

Publicar un comentario